Voluntad Popular: “Madurazo” pone en peligro la seguridad alimentaria del país

Ago 28, 2018

El sector agropecuario está en alarma ante las medidas económicas anunciadas por Nicolás Maduro, las cuales podrían destruir la producción nacional mediante un control de precios de venta que no considera el costo real

El responsable del Movimiento Agroalimentario del partido político Voluntad Popular, Jhoender Jiménez, afirmó el pasado jueves 23 de agosto que los ganaderos producirán a pérdida bajo el nuevo esquema de precios, ya que no considera los repuestos y maquinarias que deben ser adquiridos en dólares en el extranjero, ni el nuevo salario mínimo que deberán pagar a trabajadores.

“El precio del kilogramo de carne que antes del “Madurazo” estaba en 12 millones de bolívares (Bs.), fue reducido a 90 bolívares soberanos (Bs. S.), lo que significa para el ganadero producir a pérdida, pues es quien pone la finca, maquinaria, reparaciones, cauchos, aceites, vigilancia para evitar que le roben el ganado. Además, le reducen el precio de la carne a puerta de corral a Bs. S. 25, aunque tenga que pagar el aumento del salario mínimo”, exclamó Jiménez.

Tal incremento de sueldo también afecta a los productores agropecuarios, continuó Jiménez, por la falta de capacidad operativa para realizar el pago en efectivo, que es la forma de pago preferida por la mayoría de los trabajadores del campo, quienes no están bancarizados.

“¿Cómo se paga un salario de 1.800 BsS si no hay efectivo?, hoy los productores deben pagar hasta 300 y 400% para conseguir el efectivo necesario para la nómina. Es decir cada trabajador le cuesta al productor el triple de lo que recibe como salario. Y en la frontera es peor”.

“Este año, las importaciones del gobierno no alcanzaron ni para Agrofan. Incluso algunos militares que se dedican al agro tienen que comprar insumos bachaqueados”, destacó el encargado agrícola, quien recordó que productos como fertilizantes y semillas deben ser cancelados en divisas.

Yon Goicochea, político del partido naranja, argumentó que las medidas que ha tomado el gobierno afectan directamente la escasez de piezas para maquinaria, reduce la oferta de fertilizantes y limita el acceso a las semillas. De paso, el pago del salario aumentado complica a los productores; todas estas acciones, si se considera que 17 estados del país viven mayormente de la actividad agrícola, afectan la seguridad alimentaria de la población, entre otros aspectos.

“Estas medidas no solo afectan al PIB, sino al desarrollo humano en sectores rurales sin servicios públicos de calidad, al ordenamiento territorial de un país cada vez más permeado por la guerrilla y las mafias, y a la seguridad alimentaria de los venezolanos, justo en el momento de mayor desnutrición de nuestra historia reciente”, calificó el dirigente.

Por ello, Goicochea declaró que es necesario un plan que reimpulse la actividad agrícola en el territorio nacional, otorgue los insumos y dotaciones necesarias a los productores con una apertura económica favorable para las importaciones y exportaciones, y permita el libre desarrollo del sector sin controles.

Pin It on Pinterest

Share This