Falla eléctrica generó que más de 26.005.805 de kilos de comida se perdieran

El mega apagón que se produjo el pasado jueves, 7 de marzo, en horas de la tarde y que se prolongó por más de 100 horas, no solo dejó a casi todo el país sin energía eléctrica y sin agua potable, sino que también generó pérdidas millonarias por la descomposición y fallas en la distribución de alimentos, principalmente carnes, quesos y leche.

La Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), a través de un comunicado, informó que este sector fue uno de los más golpeados por la situación y aseguró que hasta el pasado 13 de marzo se registraron pérdidas superiores a los cinco millones de dólares.

 

5.041.096 litros de leche se perdieron o se dejaron de producir. La cifra equivale a la pérdida de 1,4 millones de dólares, según Fedenaga

La federación ganadera aseguró que más de 5,4 millones de litros de leche destinados a la producción de quesos se dañaron y que lo mismo pasó con 996.264 kilos de queso por falta de refrigeración y parálisis en la comercialización, el equivalente al consumo per cápita anual de 159.402 venezolanos.

Roger Figueroa, presidente de la Cámara Venezolana de la Industria Láctea (Cavilac), afirmó en una entrevista en Unión Radio que la falla en el suministro de energía eléctrica agravó la producción de leche en un 30%, la cual ya se encuentra bastante inestable.

Con respecto a los daños en las carnes, Fedenaga informó que se descompusieron no menos de tres millones de kilogramos, lo que es igual al consumo per cápita anual de 527.692 personas.

 

Cavilac aseguró que 30% de la producción láctea se perdió debido al apagón

Por su parte, el presidente de la Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Económico, diputado Carlos Paparoni denunció que al menos 26.005.805 kilos de alimentos se habían perdido.

Según la Consultora Ecoanalítica, las pérdidas económicas ascienden a un total de $85.536 millones, cifra que representa el +1% del Producto Interno Bruto (PIB) del año 2018.

Ecoanalítica también calculó otros daños que dejó el apagón y que afectan directamente la producción de alimentos. Entre ellos, el hecho de que más de 70.000 productores agropecuarios fueron afectados, 350.000 trabajadores directos no recibieron sus pagos a tiempo, 2.500 transportistas estuvieron paralizados por la falta de combustible y también que más de 5.000.000 de reses están en peligro por los días que pasaron sin alimentarse e hidratarse correctamente.

 

Pérdidas por apagón fueron de $85.536 millones +1% del Producto Interno Bruto (PIB) del año 2018, según Ecoanalítica

Pin It on Pinterest

Share This