Exigen a la ONU una respuesta para abordar la crisis alimentaria en Venezuela

Un informe de la Human Rigths Watch reveló que en Venezuela las cifras de desnutrición van en aumento

Human Rigths Watch (HRW) a través de un informe publicado el pasado 4 de abril le exigió a la Organización de las Naciones Unidas que actúe ante la  «emergencia humanitaria compleja» que enfrenta Venezuela.

“La severa escasez de alimentos y medicinas, y la propagación de enfermedades que se consideraban erradicadas de Venezuela merecen una respuesta rotunda de la Secretaría General de las Naciones Unidas”, afirmaron expertos y médicos de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins y Human Rights Watch.

El informe de 73 páginas titulado “La emergencia humanitaria en Venezuela: se requiere una respuesta a gran escala de la ONU para abordar la crisis de salud y alimentaria”, detalla los altos niveles de inseguridad alimentaria y desnutrición infantil, así como un alto número de niños ingresados en hospitales por desnutrición.

Desde el año 2007, en Venezuela no se presentan cifras oficiales sobre nutrición. Sin embargo, organizaciones no gubernamentales (ONG) en el país sugieren que hay aumentos alarmantes en los niveles de desnutrición.

La Encuesta Nacional sobre Condiciones de Vida (ENCOVI), desde el año 2014 ha alertado el deterioro de la seguridad alimentaria en Venezuela. Para el año 2017 determinó que 80 % de los hogares venezolanos estaba en situación de inseguridad alimentaria, es decir, no contaba con acceso suficiente a alimentos seguros y nutritivos.

La crisis económica incide directamente sobre las posibilidades de una buena alimentación en Venezuela. La baja producción e importación de alimentos y la hiperinflación le dificulta a muchos comprar comida en mercados o supermercados lo que hace que cada día más personas se vuelvan dependientes a las cajas de comida que ofrece el Gobierno, señaló el informe de HRW.

Para el año 2018, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación, conocida como FAO, indicó en un informe que entre 2015 y 2017, 11,7 % de la población venezolana (3,7 millones de personas) estaba subalimentada.

Desde el año 2007, en Venezuela no se presentan cifras oficiales sobre nutrición

En febrero de 2019, un vocero de la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que “Venezuela había sufrido efectivamente un aumento en la cantidad de personas desnutridas”, basándose en un informe conjunto elaborado por la FAO, la OPS, Unicef y el PMA.

 

Desnutrición en aumento

El documento destaca que la organización no gubernamental Cáritas recopiló datos sobre desnutrición de niños y niñas menores de cinco años en las zonas más vulnerables de siete estados del país. La evaluación detectó un aumento en la desnutrición infantil aguda entre 2016 y principios de 2018.

HRW recordó que la Fundación Bengoa también ha evidenciado el empeoramiento de las condiciones nutricionales de los niños menores de cinco años. En tres de las escuelas encuestadas por Bengoa, se observó un aumento de la desnutrición aguda, del 3,3 % en el año escolar 2014-2015 a 15,5 % en 2017. La prevalencia de la desnutrición aguda en los lugares analizados por la Fundación Bengoa superaba los niveles de crisis establecidos por la OMS.

Una encuesta realizada por Cáritas entre julio y septiembre de 2018 determinó que 21 % de las mujeres embarazadas en comunidades de bajos ingresos presentaba desnutrición aguda. La Encovi 2017 informó que 64,3 % de la población evaluada había perdido peso durante el año precedente y el promedio de pérdida de peso entre adultos era de 11,4 kilos.

Varios hospitales de todo el país, especialmente los dedicados a pediatría, reportan un aumento en la cantidad de ingresos de niños y niñas que presentan desnutrición aguda moderada o severa, así como de muertes de niños y niñas con desnutrición aguda.  

La Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría informó que a mediados de 2018, 72 % de los niños y niñas que acudían a servicios de urgencia en los hospitales tenía algún nivel de problemas de nutrición, producto de una dieta inadecuada.

 

21 % de las mujeres embarazadas en comunidades de bajos ingresos presentaba desnutrición aguda

Varios hospitales de todo el país, especialmente los dedicados a pediatría, reportan un aumento en la cantidad de ingresos de niños y niñas que presentan desnutrición aguda moderada o severa, así como de muertes de niños y niñas con desnutrición aguda.  

La Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría informó que a mediados de 2018, 72 % de los niños y niñas que acudían a servicios de urgencia en los hospitales tenía algún nivel de problemas de nutrición, producto de una dieta inadecuada.

Los autores del informe señalaron que el secretario general de la ONU, António Guterres, debería liderar los esfuerzos para definir una respuesta a gran escala que permita abordar la situación dentro del país, específicamente: declarar oficialmente que en Venezuela hay una emergencia humanitaria compleja, urgirles a las autoridades venezolanas que publiquen datos oficiales sobre enfermedades, epidemiología, seguridad alimentaria y nutrición para que la ONU pueda llevar adelante una evaluación completa de las necesidades humanitarias y de la magnitud real de la crisis en todo el país

Pin It on Pinterest

Share This