Canasta Alimentaria aumentó 2.030,6 % en un año

La hiperinflación, escasez de productos y el bajo poder adquisitivo del salario mínimo hacen que alimentarse correctamente sea misión imposible

En una comparación anual entre enero de 2018 y enero de 2019, la Canasta Alimentaria (13 productos) pasó de costar 63,1 a 128.137,7 bolívares soberanos (Bs.S); lo que representa un incremento de 2.030,6 %, según cifras suministradas al Hambrómetro por una firma de análisis privada.

Durante el mismo período, se observa que la inflación en la canasta aumentó considerablemente. En el 2018 se ubicaba en 95,3 % mientras que, en 2019 fue de 270,1 %. Un incremento anual de 335.806,7%.

Otro dato importante es que la escasez de los productos que conforman la cesta también subió de 76,0 % a 78,1 %, un incremento de 2,76 % en un año, lo que confirma que la falta de abastecimiento mantuvo niveles similares que los años anteriores.

El informe mensual del Centro de Documentación y Análisis (CENDA), que incluye 60 productos (cereales y sus derivados, carnes, pescados, leche, quesos, huevos, frutas, hortalizas, grasas y aceites, azúcar, semillas, raíces y tubérculos y también bebidas no alcohólicas),  informó que el costo de la canasta para el mes de enero de 2019 fue de 360.115,77 bolívares soberanos.

Pese a los 26 aumentos del salario mínimo decretados por Nicolás Maduro desde mayo de 2013, trabajadores venezolanos han realizado más de 689 protestas solo en enero de 2019 para exigir alimentos, mientras que en todo el 2018 se produjeron 1257, según cifras del Observatorio venezolano de Conflictividad Social (OVCS).

 

Ser profesional no cuenta

Yolanda Carvajal, secretaria de profesión y habitante de La Urbina, en Petare, asegura que con un sueldo mínimo no puede comprar comida para una semana.

“Yo cobro 25 mil bolívares, un poco más de sueldo mínimo, y con eso no puedo comprar un kilo de queso y un kilo de carne. En mi casa somos cuatro personas, tengo dos hijos de 5 y 10 años. Mi esposo y yo trabajamos y no nos alcanza para satisfacer las necesidades básicas de alimentación”, asegura.

El sueldo mínimo de los venezolanos no supera los cinco dólares al mes si es calculado al mercado paralelo. Datos de la Organización de las Naciones Unidas afirman que  un ingreso al día por debajo de 1,25 dólares es catalogado como pobreza extrema.

Carvajal detalla que en años anteriores su sueldo le alcanzaba para comprar la comida de todo un mes, incluyendo proteínas, artículos de higiene personal, ropa y calzados.

“Hoy solo puedo comprar lo justo y en pocas cantidades. Hemos dejado de comer pescados, carnes rojas y pollo para comer más tubérculos y granos ”, dice Carvajal.

Inflación anual de la canasta alimentaria fue de 335.806,7%, según una firma de análisis privada

Yennifer Martínez es ingeniera de profesión, tiene un hijo de tres años y asegura que gane lo que gane, en Venezuela no se puede vivir.

“Tengo que darle proteínas y vegetales a mi hijo y son muy costosos. Pero él no solo necesita comida, también necesita ropa, un buen colegio y recreación, y aunque yo gane mucho más porque soy profesional, honestamente vivo con lo justo”, dijo Martínez.

La ingeniera asegura que su consumo de proteínas ha bajado mucho desde el 2018: “Comemos pollo o carne una vez por semana, de resto complemento con sardinas, granos, queso o mortadela, dependiendo de la situación”.

El pasado 15 de enero, Nicolás Maduro informó el primer aumento de sueldo del año 2019. De 4.500 bolívares soberanos a 18.000, un aumento de 300% en tan solo dos meses.

Sin embargo, Sonia Rangel asegura que con 18.000 bolívares al mes no hace las compras de una semana. “Un pollo está en 10 mil, una harina pan bachaqueada en 5 mil, un arroz en 4500. Y no solo es arroz y harina, también necesitamos vegetales, frutas y aliños; pagar colegio, transporte y otras cosas y rogando todos los días que nadie se enferme”, explicó Rangel.

Según cifras de una firma de análisis privada, con un salario mínimo solo se puede adquirir el 14.05 % de la canasta Alimentaria de 13 productos, lo que quiere decir que un trabajador necesita 7,11 salarios al mes para poder satisfacer las necesidades básicas de alimentación de una familia de cinco miembros.

El Observatorio Venezolano de la Salud (OVS) advirtió en un informe que desde el año 2015, Venezuela se encuentra en la lista de países con “grave inseguridad alimentaria”. Según cifras de la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) del año 2018, el 94 % de la población venezolana no contaba con ingresos suficientes para pagar el precio de la cesta ni otros servicios básicos.

 

Escasez de productos que conforman la Canasta Alimentaria aumentó 2,76 % en un año

Pin It on Pinterest

Share This